Más allá de lo profesional

En esta sección quiero expresar mi parte más personal, todo aquello que me mueve a ser mejor persona cada día, mis gustos, mis aficiones y demás.

K

Familia

K

Amigos

K

Fútbol y baloncesto

K

Deporte y Cultura

K

Ocio y tiempo libre... ¿mi jubilación?

K
K

Dime con quien andas, y te diré quien eres

Ya lo decía Joan Manuel Serrat… y no le falta razón bajo mi humilde punto de vista. Por eso yo me junto con lo mejor de cada casa!

Aunque este espacio no es para hablar de ellos, es para hablar de mi, creo que para definirme tengo que hablar de ellos. 

Mi vida en etapas

La Argentina

Allí nací y me crié. Viví apenas 14 años en el municipio de Martinez, partido de San Isidro, provincia Buenos Aire, Argentina.

Muchas cosas me marcaron para siempre en esos años de vida… y para bien o para mal, siempre seré Argentino.

Cada vez que vuelvo me reencuentro con todo eso que tanto quiero desde lejos, pero extraño desde cerca.

Me gustaría destacar una frase por cada palabra clave que se me viene a la cabeza:

Banade y la banda del club: En el club aprendí los valores de la vida, tuve mis primeros amigos, mis primeras peleas por defender un grupo, unos valores, unas ideas. Tambíen maduré y empecé a entender que los que no eran de los nuestros, no necesariamente eran del bando contrario… podíamos convivir y hasta llevarnos bien.

Estrada y mis compañeros: Mi primer colegio… poco que destacar… algun compañerito, algúna anécdotal…

La 4: El colegio en el que me tuve que defender solito. Ya no tenía a mis hermanos para protegerme. De repente estaba SOLO, y en un colegio que nada se parecía al anterior.

Don Bosco y los pibes del don bosco: Una de las cosas que más me costó asimilar en mi vida, es que no egresaría allá. Fueron sólo dos años…. pero no los cambio por nada

Racing: Busqué otro que lo sustituya, pero después de michos años, me di cuenta que esto es una droga que me inyectaron al nacer y de la que no me puedo despegar por mucho que pasen los años.

Nonos y Abuelos: lo más dificil de congeniar… es complicado despedirse con 14 años de tus abuelos sin saber cuantas veces mas los vas a ver…

Cambio de hábitos

Llegamos a España después de que Racing se consagrara campéon tras 35 años y empezó la nueva vida… en el colegio, nada tenía que ver con el Don Bosco, ni con la cuaro o el Estrada…. acá no había filtro, los profesores te llamaban por tu nombre y no por el apellido, a los prefosores no se los trataba de usted. En los recreos la gente fumaba porros… Ahí conocí a Dani Tarriño, mi primer amigo español! gracias por tanto Dani.

En el basquet las cosas sí que se parecían mas… aunq también habían muchas diferencias… yo jugaba en un club de barrio, donde cada año mis compañeros era mucho mas mis amigos… sin enbargo, llegué a un club donde lo mas importante era el equipo o el club, no los jugadores… juntaban a los mejores de cada generación cada año y se hacía un equipo competitivo, el resto… a jugar en segundos o terceros equipos.

Nunca terminé de entender el deporte de esta manera… poco duré como «jugador» y rápido me puse a arbitrar…

El Referato

13 años me duró, y durante esta etapa y al rededor del arbitraje digamos que fueron sucendiendo las cosas más relevantes de mi adolecencia que marcarían mi vida para siempre.

Como árbitro, lo primero que aprendí, fue el reglamento… después de muchos años jugando, ayudando a mi hermano con la escuelita y viendo basquet… me di cuenta que no tenía ni idea de que un libro recogía todas las casuísticas que te puedes encontrar en un partido… bueno, todas o casi todas.

Gané en templanza, en toma de decisiónes, en autoestima, en perceberancia…

Allí conocí a muchísima gente importante en mi vida, como por ejemplo a Alex Pinilla, quien lugo me recomendaría para entrar en el Diario ABC, conocí tambíen a Joaquin, quien me haría conocer al mejor grupo de amigos y a mi mujer, la madre de Martina, o a grandes amigos como pueden ser Hugo, el Raspa, Mone, Asun o Mirella… tabmién bellísimas personas que no tendría capacidad de poner en una lista.

Poca gente tiene hoy que ver con mi vida, que su raíz no venga por este lado… alguno hay, si… pero pocos.

El arbitraje me devolvió a las canchas de baloncesto como jugador! pero esta vez sí que lo importante eramos los jugadores, un gran grupo de personas formó la Abeja Maya C.B., club al que tengo la suerte de pertenecer… esto me abrió las puertas de la Peña los Abejorros también.

 

Post Arbitraje

Después de arbitrar durante tantos años y con dejando tantas cosas atrás, decidí continuar mi vida alejado de las pistas… bueno, un año mas estiré esta afición, peor ahora desde el lado del entrenador, ayudaba a mi gran amigo Joaquin con las niñas del 2004 a ser campeonas de Madrid. Muy lindo año ese!

Luego fui centrando mi vida en el panorama familiar y profesional y todo esto del baloncesto me quitaba mucho tiempo… tiempo que pensaba dedicarlo a mis otras aficiones como la fotografía, la lectura, la investigación, tecnologías, deporte, viajar… pero eso en el el proyecto quedó muy bonito… 

En el Post Arbitraje y con el campeonato del 2014 apareció la Filial Santiago Saccol, la filiar de Racing a la cual orguyosamente pertenezco… me reencontró con mi club que tantas y tantas veces quise sustituir pero nunca fui capaz. Gracias pa por hacerme hincha de Racing. el Aleti está ahí, pero Racing es Racing y siempre lo será!